Mentoring

Mentoring: qué es, para qué sirve y beneficios

Índice

El cuidado de los empleados es actualmente una gran tendencia en los objetivos de las empresas. Disponer de trabajadores experimentados y capacitados y saber aumentar su rendimiento es una de las principales ventajas competitivas de cualquier compañía. Esta formación y capacitación son los conceptos a partir de los cuales nace el término de mentoring.

¿Qué es el mentoring?

El mentoring, o mentoría en español, se define como una práctica destinada a desarrollar los conocimientos de una persona a través del aprendizaje con un tutor o mentor, que es quien aconseja, guía y acompaña en el desarrollo de los conocimientos, capacidades y habilidades personales o profesionales para aumentar las probabilidades de éxito laboral en el futuro.

Se trata de una metodología basada en aprender a través de la experiencia del mentor, que es el encargado de traspasar sus conocimientos al alumno de una manera eficaz, precisa y organizada, todo dentro de un marco estricto de confidencialidad, compliance y ética profesional.

La base de esta filosofía de trabajo parte del hecho de creer en el potencial profesional de todas las personas, que en la mayoría de las ocasiones está sin desarrollar o sin explotar. Es decir, toda persona puede alcanzar su máximo potencial si se le transmiten los conocimientos y experiencias de la manera adecuada, y así es como surge la figura del mentor, con el objetivo de canalizar los conocimientos del aprendiz y potenciarlos a partir de los suyos propios.

Las sesiones de mentoring se basan en la exploración, el cuestionamiento, la reflexión y el intercambio de conocimientos, es decir, analizar qué barreras existen y hay que superar, qué oportunidades se pueden aprovechar y, finalmente, conseguir que el aprendiz sea capaz de pasar a la acción. Para ello, al inicio de cada sesión debe haber una conversación estructurada por el mentor que defina el contexto inicial, que establezca claves para prestar atención a la reunión abandonando las preocupaciones diarias y que marque unos objetivos a cumplir antes de que finalice la mentoría.

Mentoring vs. Coaching

Para entender en qué consiste el mentoring es importante aclarar que va más allá del coaching. A diferencia del coaching, el mentoring también aborda temas que están fuera de la vida profesional del mentorizado.

El coaching consiste en ofrecer un conocimiento específico sobre una habilidad o proceso que el empleado desee dominar. Además, a menudo el coach proviene de fuera de la empresa y su orientación nunca se extiende más allá de ayudar al trabajador a desarrollar dicha habilidad.

En cambio, el mentoring no solo se centra en el conocimiento, sino también en el ámbito personal. El coaching por su parte está más dirigido al desarrollo y aprendizaje de tareas sin ir más allá, y el mentoring avanza hasta la aplicación, prueba, obtención y medición de resultados.

Tipos de mentoring

Mentoring formal o informal

El mentoring formal supone una relación entre los participantes preestablecida por la institución con un programa estructurado, objetivos definidos y una política de evaluación o validación del servicio. Los programas de capacitación empresarial son un ejemplo de este tipo de mentoring.

El mentoring informal, por el contrario, no tiene un modelo predefinido, sino que es establecido por los participantes sin líneas a seguir ni evaluación. Ellos mismos son quienes se eligen, establecen las reglas, procesos, naturaleza y duración de su relación de forma interna. Un buen ejemplo es la relación establecida entre líder y colaborador, donde el primero instruye al segundo de forma tácita durante el día a día de sus actividades para que desarrolle nuevas habilidades y competencias.

Mentoring one to one

Se trata de una mentoría enfocada a profesionales en la que se trabaja una materia determinada en sesiones privadas adaptadas ad hoc a sus necesidades. Normalmente se pone en marcha entre personas que tienen experiencias y conocimientos en común, aunque los profesionales pueden ser de distintas generaciones.

Mentoring peer to peer o entre pares

Esta práctica se produce entre parejas de aprendices del mismo rango y con conocimientos o habilidades similares con el fin de compartir y favorecer el intercambio de perspectivas de forma horizontal, es decir, sin formalizar los roles de mentor y aprendiz. Dicha relación se establece de tal manera que cada uno ejerce de mentor para el otro en lo que cada cual pueda aportar.

Mentoring grupal

En el mentoring grupal la relación se establece entre el mentor y un grupo de personas que participan en un proyecto común, con procedimientos orientados a un mismo objetivo. En este proceso no se establecen relaciones individuales, sino que su acción está orientada al beneficio del grupo, a su objetivo o propósito compartido. Además de la guía del mentor, las sinergias entre el grupo multiplican los resultados del aprendizaje.

Se trata de la mentoría ideal para profesionales que quieren validar sus proyectos antes de lanzarlos al mercado o acelerar los resultados de sus negocios incipientes, por eso el mentoring grupal es el que se utiliza en el programa de Santalucía Impulsa, tanto para startups como para empleados.

Mentoring_grupal

Reverse mentoring

En el mentoring a la inversa la mentoría se produce de forma recíproca, es el mentor quien aprende y adquiere un conocimiento a raíz de trabajar con el alumno. La finalidad de este aprendizaje es obtener una perspectiva generacional, por lo que el aprendiz contribuye con conocimiento al mentor.

Se diferencia del mentoring entre pares en que en este tipo el aprendizaje se desarrolla entre personas del mismo nivel, y el modelo de reverse mentoring propicia la interacción entre individuos de status y roles diferentes, personas con funciones muy dispares. No obstante, en ambos casos la dinámica de aprendizaje es igualmente flexible y recíproca.

Cross mentoring

Esta práctica consiste en intercambios amplios, flexibles y duraderos entre mentores y aprendices. En el ámbito organizacional puede darse entre los propios departamentos de una misma empresa para que los trabajadores conozcan las prácticas y procesos de otros departamentos que influyen en su trabajo, o al intercambiar profesionales entre dos oficinas de diferentes países o regiones.

También puede darse el intercambio entre empresas que no pertenecen a un mismo grupo ni son afines, de manera que cada una de las organizaciones aporta tutores y alumnos a las otras. Los participantes pueden conocer prácticas profesionales diferentes, nutrirse de diferentes mentalidades, reconocer áreas propias de oportunidad, crear alianzas o cualquier otro intercambio valioso. El objetivo aquí es dar la oportunidad de crecer en otras prácticas profesionales y generar posibles alianzas.

¿Para qué sirve el mentoring? Principales beneficios

Esta técnica se ha extendido mucho en los últimos años en el ámbito empresarial por las ventajas que supone tanto para la organización como para el mentor y el mentorizado.

Que un empresario consolidado dedique sesiones de aprendizaje a otra persona supone para ésta conseguir nuevos conocimientos, experiencia y contactos, pero el mentorizado no es el único beneficiado. El mentor, por su parte, obtiene la frescura de las ideas y las nuevas perspectivas que puede aportar el alumno, además de que desempeñar esta tarea le ayudará a conseguir mayor notoriedad en el mundo empresarial y le permitirá compartir experiencias con otros mentores, que generalmente son empresarios de prestigio.

Para las empresas y organizaciones el beneficio principal está en aumentar la confianza entre los empleados y los jefes. Una vez aplicada esta metodología de trabajo es habitual que se produzca un aumento en el intercambio de experiencias entre empleados de diferente rango o entre seniors y juniors. Además, la experiencia será muy enriquecedora para la cultura organizacional de la empresa, ya que ésta se forma, en parte, gracias a la transmisión de conocimientos y vivencias de los antiguos a los nuevos. Pero, además de lo ya mencionado, son muchas las ventajas que proporciona el mentoring.

Ampliación de la red de contactos

Como mencionábamos anteriormente, el mentoring puede aumentar la red de contactos de forma exponencial. Y no solo para el mentor, sino que el mentoring grupal también pone en contacto a trabajadores de diferentes áreas, facilitando el acceso y la comunicación con expertos, proveedores, socios e incluso posibles clientes. En definitiva, el networking es una de las claves durante las sesiones de mentoría que pueden llevar a los profesionales a un nivel superior.

Mentoring_networking

Aumento de la productividad

Practicar el mentoring en la empresa ayuda a motivar al empleado, ya sea aprendiz o mentor. Además, al acelerar el desarrollo personal y profesional de las personas y transformar su talento y potencial en acción, mejora el desempeño y aumenta el rendimiento, lo que se traduce en un incremento de la productividad.

Más conocimientos y habilidades

El beneficio más evidente es la gestión de nuevos conocimientos, habilidades y capacidades de manera controlada, algo que para la empresa puede ser relevante si se tiene en cuenta que con el mentoring se pueden potenciar en los empleados aquellas cualidades que encajan con ellos y que aportan más valor a la organización. Este aprendizaje va desde conocimientos en diferentes áreas hasta el manejo de herramientas o nuevas tendencias para ser más eficiente en el puesto de trabajo.

Ahorro de tiempo y dinero

Todos los proyectos, ya sea en sus inicios o en fases más avanzadas, se encuentran con dificultades en el camino. El lado positivo de contar con un mentor es que será una persona que va unos pasos por delante del alumno en experiencia, y es muy probable que ya haya afrontado una situación similar. En estos casos el tutor puede aconsejar sobre métodos, tácticas y estrategias para alcanzar los objetivos evitando errores comunes y costosos. También reduce costes de formación y aprendizaje, facilitando la adaptación e integración de las personas en la compañía.

Desarrollo del liderazgo

El mentoring no es una práctica que favorezca solo a los aprendices, sino también a los tutores o mentores, que tienen la oportunidad de desarrollar el sentido del liderazgo, lo que más adelante les puede servir para escalar puestos dentro de la propia empresa y asumir mayores responsabilidades. ¿Conoces las características que todo buen líder debe tener?

Ahora que ya sabes lo que es el mentoring, utilízalo para impulsar tu desarrollo profesional obteniendo nuevos conocimientos y desarrollando las habilidades necesarias.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Datos de contacto

Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies