Cómo realizar un análisis DAFO

Cómo hacer un Análisis DAFO

Índice

En el contexto empresarial, poner en marcha un proyecto, mantenerse y prosperar no es una cuestión de suerte, sino que es necesario realizar estudios para conocer la situación actual y real de un negocio, marca o producto. Es un recurso clave para cualquier planificación presente o futura.

Qué es un análisis DAFO

El análisis DAFO es una conocida herramienta de análisis estratégico. El principal motivo por el que realizar este análisis es obtener un diagnóstico sobre la situación de la empresa con el fin de implantar acciones, medidas correctivas, proyectos, etc. oportunos y obtener mejores resultados en el futuro. La denominación DAFO proviene del acrónimo de los cuatro elementos que se evalúan durante este proceso: debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

Pasos para la desarrollar un análisis DAFO

Para desarrollar un análisis DAFO es necesario seleccionar los elementos que ocasionan un mayor impacto sobre la misión y visión empresarial. Se considerará cualquier factor económico, financiero, social, político, cultural…  que pueda favorecer o poner en riesgo el desarrollo de la actividad.

Habitualmente se representa a través de una matriz que permita visualizar todos los factores de forma inmediata. Una vez identificados, se les asignará un valor numérico proporcional a la intensidad de impacto.

Matriz DAFO

Independiente de los objetivos o motivos del análisis, el proceso de elaboración cuenta con varias fases.

En primer lugar, es necesario detectar los factores que influyen internamente en el negocio, producto marca, etc, con el objetivo de potenciar los recursos que diferencian a una compañía en el mercado, y disminuir el riesgo que asume en cada momento. En definitiva, consiste en realizar una autoevaluación para identificar los puntos fuertes y débiles. Los elementos internos que deberán ser estudiados son:

Debilidades

Recogen los aspectos que debilitan el posicionamiento competitivo. Se debe de tener en cuenta cualquier factor que es, o se pueda convertir, en una limitación para la organización. Algunos ejemplos de debilidades son:

  • Incapacidad de financiación
  • Costes unitarios más altos que la competencia
  • Instalaciones obsoletas
  • Falta de formación o experiencia
  • Equipos poco motivados
  • Rentabilidad inferior a la competencia
  • Estructura organizacional poco flexible

Fortalezas

Es la suma de todos los aspectos que proporcionan ventajas competitivas, de las que un negocio se puede beneficiar. Algunos ejemplos de fortalezas son:

  • Ventajas en costes
  • Imagen de marca más potente
  • Habilidades para la innovación de un producto
  • Acceso a una buena financiación
  • Mejor conocimiento de los clientes
  • Mejores acuerdos con proveedores
  • Poseer la tecnología más innovadora

El siguiente paso será detectar los factores externos que afectan a la empresa, producto, marca, etc, es decir, es necesario realizar un estudio del entorno para detectar las oportunidades y las amenazas que el mercado ofrece. Los elementos externos que deberá ser estudiados son:

Amenazas

También son aspectos negativos, pero están relacionados con aquellas circunstancias externas que ponen en riesgo el desarrollo de la actividad. A pesar de no depender directamente de la empresa es apropiado desarrollar estrategias para frenarlas o combatirlas. Algunos ejemplos de amenazas son:

  • Entrada de nuevos competidores al mercado
  • Inestabilidad política o económica
  • Crecimiento lento del mercado
  • Cambios en las necesidades o gustos de los consumidores
  • Cambios en la legislación o fiscales
  • Aumento del precio de las materias primas

Oportunidades

Recoge todos aquellos aspectos positivos que brinda el entorno y que, una vez identificados, pueden ser favorables para el crecimiento. Algunos ejemplos de oportunidades son:

  • Poder entrar en nuevos mercados
  • Ampliación de la cartera de productos
  • Integración vertical
  • Mejoras tecnológicas en el sector
  • Aumento de la capacidad de compra de los clientes
  • Eliminación de barreras comerciales
  • Problemas de la competencia

Las circunstancias, elementos, acontecimientos externos…  pueden cambiar en cualquier momento. Es oportuno realizar evaluaciones periódicas y adaptar las estrategias a las necesidades de cada momento.

Matriz CAME y planificación estratégica 

Una vez realizada la matriz DAFO con su respectiva puntuación, es el momento de analizar la situación y las posibles estrategias aplicables.

La matriz CAME es un análisis complementario al DAFO, dado que aporta pautas para la planificación de estrategias. Para ello se cogerán cada una de las debilidades, oportunidades, amenazas y fortalezas, y se les asociarán acciones para corregirlas, explotarlas, afrontarlas y mantenerlas.

A partir del cuadrante de mayor puntuación en la matriz DAFO, se identificarán cuatro estrategias básicas que responden a las diferentes necesidades.

1. Estrategia de supervivencia 

Se obtiene de una alta puntuación en Amenazas y Debilidades. Pretende evitar que empeore la situación actual. Su alta puntuación en dichos cuadrantes muestra que la empresa atraviesa por un momento inestable y peligroso cara el futuro. El objetivo de esta estrategia es minimizar las amenazas del mercado y evitar las debilidades de la compañía. Una empresa en esta situación deberá trabajar en convertir sus debilidades en fortalezas.

2. Estrategia de reorientación o adaptativa 

Se obtiene de una alta puntuación en Debilidades y Oportunidades. Pretende transformar la situación actual. El objetivo es minimizar las debilidades y maximizar las oportunidades. Una empresa en este cuadrante identifica las oportunidades que le ofrece el entorno, pese a reconocer las debilidades organizacionales que no le permiten aprovecharlas. Una empresa en esta situación debe trabajar internamente sobre sus debilidades para corregirlas a tiempo.

3. Estrategia defensiva

Se obtiene de una alta puntuación en Fortalezas y Amenazas. Pretende frenar que empeore la situación actual. El objetivo es que las fortalezas de la compañía puedan enfrentar a las amenazas del entorno. Esta estrategia no implica que la empresa busque exclusivamente eliminar las amenazas, sino que también predominan todo tipo de acciones destinadas a explotar las oportunidades y fortalezas. Una empresa en esta situación deberá ser prudente y no invertir fuertemente.

 4. Estrategias ofensivas o de ataque

Se obtiene de una alta puntuación en Fortalezas y Oportunidades. Es la situación ideal. El objetivo será explotar las fortalezas propias y aprovechar las ventajas competitivas del mercado. Una empresa en esta situación debería aprovechar el momento para invertir, lanzar nuevos productos, crecer, etc.

Cómo realizar un análisis DAFO

Ventajas de realizar un análisis DAFO

Un análisis DAFO supone múltiples beneficios, ya que alienta el pensamiento estratégico y aporta nuevas visiones acerca de diversos aspectos positivos y negativos.

Esta herramienta puede ser implantada en cualquier tipo de negocio sin que suponga grandes inversiones ni recursos. Además, su representación visual permite entender de forma intuitiva la situación general en la que se encuentra un negocio, un producto, una marca, etc.

Indudablemente realizar un análisis DAFO aporta una dosis de seguridad en la implantación de planes estratégicos.

 

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Datos de contacto

Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies