equipo de trabajo

Definición de objetivos en startups y métodos para su delimitación

Índice

Para la creación de una nueva empresa a través del uso de las nuevas tecnologías también se sigue un proceso. De hecho, antes de optar por una estrategia o diseñar un plan de acción, es fundamental tener claras cuáles son las motivaciones de nuestro trabajo. Es en este punto en el que aparece la importancia de la definición de objetivos.

¿Qué son los objetivos?

Un objetivo es una meta que pretende alcanzarse con la realización de determinadas acciones. Es el logro que nos motiva a trabajar en una serie de actividades concretas para alcanzarlo.

La realidad es que para una startup o para cualquier otra empresa el objetivo principal va a ser siempre satisfacer una necesidad concreta que tendrán sus clientes.

Existen dos tipos principales de objetivos:

  • Objetivos generales: es el logro principal que se plantea la startup. El fin último que persigue con su actividad y sus acciones. Estos objetivos siempre requieren de los específicos para alcanzarse.
  • Objetivos específicos: son metas más concretas que los objetivos generales que, mediante actuaciones precisas, se van alcanzando y nos van acercando al fin último de la startup.

Importancia de la definición de objetivos en startups

Definir objetivos claros y precisos es indispensable para la actividad de la startup porque permiten saber en todo momento hacia qué se está trabajando. Es decir, tener una meta complicada y clara permite que un equipo se coordine con precisión y esté más motivado a la hora de realizar sus respectivas labores.

Además, no solo es importante tener claro que se tienen que definir objetivos, sino que también hay que optar por un sistema formal para establecerlos de forma eficiente. Para ello existen múltiples métodos que nos ayudarán a lo largo del proceso.

Métodos para la definición de objetivos

La definición de objetivos no es sencilla, requiere elevadas capacidades de decisión, concentración, jerarquización y selección. Por eso se han desarrollado diversos métodos que pretenden facilitar el proceso de delimitación de metas.

equipo trabajando

 

Método SMART

Este es, sin duda, uno de los métodos más populares. Busca la construcción de objetivos que faciliten la aproximación a los resultados, así como la medición de estos.

La palabra SMART es un acrónimo de specific, measurable, achievable, result-based y time-related, que en español significan lo siguiente:

  • Specific (específico): esto se relaciona con lo explicado anteriormente sobre los objetivos generales y específicos. Sin los segundos, los primeros no funcionan y pierden sentido.
  • Measurable (medible): la medición es importante para poder realizar mejoras.
  • Achievable (alcanzable): deben ser objetivos realistas para una startup y sus posibilidades.
  • Result-based (orientado a los resultados): objetivos que pretenden resolver los problemas de la empresa y, por tanto, no pierden de vista los resultados esperados.
  • Time-related (oportuno): los objetivos deben estar ubicados en un momento concreto en el tiempo.

Método PURE

Este sistema aporta una visión filosófica del proceso de fijación de objetivos.

El método PURE pretende revisar los objetivos planteados considerando cuatro puntos: positively stated, understood, relevant y ethical.

  • Positively stated (enunciados en positivo): significa que redactando o planteando objetivos en positivo se consiguen enunciados constructivos y más motivadores.
  • Understood (entendible): todos los miembros del equipo tienen que entender los objetivos a la perfección.
  • Relevant (relevante): la relación con la empresa y sus problemas debe ser muy cercana.
  • Ethical (ético): recuerda la importancia de valores éticos como la sostenibilidad, entre otros.

Método CLEAR

En el mundo empresarial, el método CLEAR es otro de los que ha ganado mayor popularidad a la hora de plantear metas eficaces. De nuevo, su nombre es un acrónimo compuesto por las palabras challenging, legal, enviromentally sound, apropiatte y recorded y que se centran en que dichos objetivos sean:

  • Challenging (desafiante): objetivos que requieren de mayor esfuerzo y trabajo para alcanzar sus resultados.
  • Legal (legal): regidos por el marco legal del contexto en el que actuará la startup.
  • Enviromentally sound (inofensivo para el ambiente): de nuevo, resaltar la importancia de la sostenibilidad.
  • Apropiatte (apropiado): coherentes entre sí.
  • Refinable (optimizable): que puedan cambiar con el tiempo y evolucionar. Es decir, que quienes los delimiten los puedan mejorar y adecuar a las circunstancias.

Método GROW

El método GROW destaca cualidades que deben tener los objetivos mediante un acrónimo compuesto por los términos goal, reality, options y will.

  • Goal (objetivos): se refiere a la definición en sí misma.
  • Reality (realidad): analiza el contexto y la situación de la startup y su entorno.
  • Options (opciones): balance de todas las opciones existentes.
  • Will (deseo): importancia del deseo y el compromiso.

Método OKRs

Este método es el que más difiere con respecto a los demás. Objectives and Key Results (objetivos y resultados clave) es ya un sistema utilizado por empresas tecnológicas de renombre y startups.

Se basa en la fijación de objetivos estratégicos y en la garantía de la existencia de una medición continua. Esto es, con la pretensión de seguir avanzando hacia su cumplimiento. Hay dos componentes:

  • Objetivo clave: estratégico y cualitativo.
  • Resultado clave: medible y cuantitativo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Datos de contacto

Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies