Claves para construir tu marca personal

Vivimos momentos de mucha competencia en el mercado laboral, y ya sea para conseguir un puesto de trabajo, pero sobre todo para emprender nuestro propio negocio debemos marcar la diferencia con el resto de nuestros competidores. Gestionar nuestro perfil personal como si de una marca se tratara es fundamental para marcar la diferencia. No obstante, este concepto es nuevo, y lo más probable es que no sepamos por dónde empezar a desarrollar nuestra marca personal. A continuación, te damos algunas claves que podemos seguir para construirla correctamente:

Preguntarnos a nosotros mismos

Antes de comenzar a desarrollar nuestra marca personal deberemos hacernos una serie de preguntas para descubrir nuestros propios valores, como: ¿Quién soy? ¿Qué ofrezco? ¿En qué me diferencio? De esta forma estableceremos las bases de nuestra marca personal. Una buena forma de comenzar a definirnos es enumerar nuestros puntos fuertes y débiles. Además, deberemos hacernos preguntas sobre el mercado: ¿Qué está demandando?

Objetivos

Una vez tengamos claro quiénes somos y qué podemos ofrecer en relación a las demandas del mercado, podremos definir el nombre que tendrá nuestra marca personal, el mensaje y los valores a transmitir, el tono y la imagen de la misma, y qué objetivos perseguimos. Estos objetivos deben ser claros, alcanzables y medibles.

Buscar contactos

No ganaremos nada siendo unos profesionales brillantes si nadie ha oído hablar de nosotros. El networking será nuestro mejor aliado para darnos a conocer, pero no el único, además deberemos apostar por organizar eventos, asistir a ferias, seminarios… Todo aquello que nos ayude a estar bien relacionados.

Cuestión  de actitud

La perseverancia es un requisito indispensable si nos disponemos a emprender un negocio. Además, debemos ser conscientes de que nuestra marca personal no siempre tendrá éxito y por tanto deberemos aprender, además,  a gestionar el fracaso.

Especialización en un ámbito en concreto

Como profesionales de una determinada materia debemos compartir nuestros conocimientos sobre el sector, ofreciendo un contenido de calidad con un lenguaje apropiado, claro y conciso.

¿Dónde?

¿En qué canales distribuiremos este contenido? Para consolidar nuestra marca personal deberemos estar presentes de forma activa en todos los canales. No obstante, tendremos que adaptar nuestro mensaje a cada medio, ya que cada plataforma tiene su propio tono, estilo y público objetivo. Debemos ser muy cuidadosos con todo lo que comuniquemos, ya que existe la posibilidad de que se vuelva en nuestra contra.

Dejar huella

Obtendremos una ventaja importante si se nos reconoce asociados a nuestra marca, convirtiéndonos en un icono de la misma, como es el caso de Steve Jobs.

Principios básicos

Existen una serie de principios básicos para la creación de una marca personal fuerte. Estos valores son la coherencia, la autenticidad, la naturalidad y la transparencia. De ellos dependerá nuestra credibilidad y reputación.

Storytelling

No podemos dejar nada a la improvisación, tenemos que seguir una estrategia, por lo que es recomendable acudir a profesionales que puedan ayudarnos a descubrir nuestra historia personal, desarrollarla y comunicarla. Es una herramienta fundamental para despertar la atención de nuestro proyecto, sobre todo en la fase inicial del mismo.

Paciencia

No podremos construir nuestra marca personal de un día para otro, ya que es una inversión a largo plazo. Debemos, por tanto, tener paciencia y ser prudentes.

Marca personal por encima de la profesional

La marca personal, a diferencia de la profesional, no desaparece si la empresa cierra, esta permanece con la persona, por lo que es incluso más importante cuidarla, de lo que ya es cuidar una marca profesional.

 

¿Os han resultado útiles estas claves para construir vuestra marca personal?

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.