Archivos para13 enero, 2021

Tendencias tecnológicas para 2021

El 2020 ha sido un año marcado por la rápida y necesaria adaptación tecnológica, tanto en el hogar como en las empresas. El COVID-19 ha generado una situación que nos ha llevado a necesitar, más que nunca, el soporte de la tecnología para poder desarrollar nuestro día a día en el entorno laboral y en el personal, convirtiendo la transformación digital en una necesidad impostergable.

En medio de los efectos de la pandemia las empresas se han visto obligadas a sumarse a una carrera por adaptar sus entornos a las últimas tecnologías, práctica que, sin duda, ha salvado a muchas de ellas. Por eso, es importante tener presentes las tendencias tecnológicas que van a protagonizar este año para saber cuáles son las áreas que hay que fortalecer en esta nueva normalidad en la que la Inteligencia Artificial, el Big Data, la nube y la seguridad en Internet, entre otras, han demostrado ser cruciales.

Las tecnologías más destacadas en 2021 serán aquellas que ayuden a las empresas a seguir mejorando la flexibilidad laboral y la adaptabilidad a las circunstancias, y, de momento, estas son las más sonadas.

12 tendencias tecnológicas y empresariales protagonistas en 2021

1. Ingeniería de Inteligencia Artificial (IA)

De un modo similar a la manera en que se empezó a llevar la ingeniería al mundo del software, ahora se está llevando a las soluciones de Inteligencia Artificial. Una estrategia sólida en esta materia facilitará el rendimiento, la escalabilidad, la interpretación y la fiabilidad de los modelos de negocio de IA, además de proporcionar un mayor valor a las inversiones realizadas en esta tecnología.

Se trata de una tendencia importante teniendo en cuenta que, según Gartner, solo el 53% de los proyectos de IA pasan de la fase de prototipado a la de producción. Según los analistas de la consultora, “el camino hacia la producción de la Inteligencia Artificial significa recurrir a la ingeniería de esta tecnología, una disciplina centrada en la gobernanza y la gestión del ciclo de vida de una amplia gama de modelos operativos de estas herramientas”. 2021 será el año en el que veremos una explosión de aplicaciones reales de esta tecnología de forma productiva y disponible para los usuarios finales.

2. Internet de las Cosas (IoT)

El Internet de las Cosas es un término del que hemos escuchado hablar desde hace tiempo, haciendo referencia a la manera en la que cualquier dispositivo del hogar conectado a Internet forma una sinergia dando lugar a un todo integrado. Pero la información que generan estos dispositivos de IoT presentan un desafío: ¿cómo convertir todos los datos recopilados de la actividad de los usuarios en línea en algo rentable para las empresas? Con el Internet de los Comportamientos (IoB).

IoB es un concepto relativamente nuevo y en crecimiento que analiza los datos recopilados de la actividad en línea de los usuarios desde una perspectiva de psicología del comportamiento y utiliza los resultados para obtener nuevos enfoques acerca de cómo diseñar la experiencia de usuario (UX) o la optimización de la experiencia de búsqueda (SXO).

Esta modalidad está todavía en sus inicios, pero, según Gartner, a finales de 2025 más de la mitad de la población mundial estará expuesta al menos a un programa de IoB comercial o gubernamental.

3. Asistentes de voz virtuales

Los asistentes de voz virtuales o digitales son una tecnología que tal vez no haya despegado del todo, aunque sí ha adquirido relevancia como consecuencia de los lapsos de tiempo que muchas personas pasaron sin compañía durante el confinamiento.

Para que las marcas puedan aprovechar este tipo de dispositivos, el usuario debe adaptarse y sentirse cómodo con dicha tecnología, y para ello es necesario comprender que no todos los asistentes son iguales: unos tienden al tema informativo, otros a las transacciones, a las búsquedas locales… En 2021 se espera el estallido definitivo de esta tendencia, que consistirá en una tecnología integrada, un todo en uno: búsquedas eficaces, capacidades avanzadas de reconocimiento, transferencia de emociones…

4. Realidad Aumentada (AR) y Realidad Virtual (VR)

La Realidad Aumentada, que entremezcla el mundo virtual con el real, y la Realidad Virtual, que recrea mundos inmersivos para el usuario, son dos tendencias tecnológicas que continuarán irrumpiendo en el mercado en 2021 para brindar experiencias digitales de más alto nivel. Además, se estima que para 2023 el valor de mercado de estas tecnologías alcance los 60 mil millones de dólares, según datos de Analytics Insights.

El 2020 ha sido considerado como el año que ha marcado un antes y un después en la adopción de estas tecnologías, por lo que este nuevo año solo augura un mayor uso e impacto en diversos sectores de la economía. La realidad virtual y la realidad aumentada serán catapultadas con una mayor integración de la IA que permitirá una mejor interacción con el entorno: la asistencia remota (ingenieros, técnicos…) será beneficiada para evaluar situaciones a distancia en tiempo real, las tecnologías médicas podrán ser más precisas para diagnosticar y tratar enfermedades, etc.

realidad virtual

5. eHealth

El concepto de eHealth, definido por la Comisión Europea como “el uso de las modernas tecnologías de la información y la comunicación para satisfacer las necesidades de los ciudadanos (…)”, también va a ser clave durante este año.

La telemedicina o la atención virtual a los pacientes ha aumentado enormemente durante la pandemia, demostrando que las consultas a distancia no solo son posibles, sino que son también fáciles y, a menudo, preferibles por los usuarios.

Esta tendencia acaba de empezar, pero pronto comenzará su expansión para obtener un alcance más amplio y nuevos grupos de pacientes, a la vez que cruzará la línea de la atención primaria e incluirá una atención especializada que englobará a todos los profesionales de la salud (psicólogos, nutricionistas, pediatras…).

6. Blockchain

La tecnología Blockchain, también conocida como “cadena de bloques” y definida como un libro de contabilidad digital utilizado para registrar transacciones de forma segura debido a su naturaleza encriptada y descentralizada, proporciona una mayor seguridad y monetización de negocio gracias a esta estructura de datos. Esta tecnología promete mayor seguridad y productividad, motivo por el cual las organizaciones están cada vez más interesadas en implementarla.

Para el 2021 se estima que estas cadenas de bloques podrán aplicarse a otros sectores tales como propiedades intelectuales, seguridad alimentaria o administración de bienes. Aun así, las instituciones esperan ver un desarrollo que se centre en prevenir el fraude en Internet y la fuga de datos.

Deloitte, en su encuesta global Blockchain 2020, afirma que “el 50% de las empresas encuestadas consideran que la tecnología Blockchain es una de las principales prioridades estratégicas”.

7. Automatización robótica de procesos (RPA)

La automatización robótica de procesos o Robotic Process Automation (RPA) consiste en automatizar aquellas tareas repetitivas y sistemáticas que se llevan a cabo de forma habitual como parte de una actividad laboral frente a una o varias herramientas de software. En 2020 se ha erigido como una de las áreas de mayor crecimiento dentro del sector TI, lo que significa que continuará su expansión a lo largo de 2021 para automatizar este tipo de labores y dedicar a su personal a trabajos de mayor valor.

8. Hiperautomatización

La pandemia ha impulsado el requisito de que todo debe ser digital, así que la hiperautomatización, reconocida como una de las principales tendencias tecnológicas, parte de la idea de que todo lo que se puede automatizar en una organización debe ser automatizado.

Actualmente la nueva forma de trabajar está cambiando los negocios, y muchas organizaciones cuentan con el respaldo de tecnologías que no están optimizadas ni conectadas, mientras que la aceleración de la transformación digital requiere eficiencia y rapidez. De ahí que la hiperautomatización contribuya a que las empresas puedan centrarse en la eficiencia, la eficacia y la agilidad empresarial.

9. Ciberseguridad

Uno de los problemas que ha ocasionado el traslado del trabajo a los hogares ha sido la seguridad en las conexiones, equipos y dispositivos, ya que la adopción masiva del modelo telématico de trabajo se ha convertido en la adaptación tecnológica básica del 2020.

Para solventar este problema ha sido necesario considerar la ciberseguridad como una prioridad en las organizaciones: las identidades y los dispositivos de los trabajadores remotos son el nuevo perímetro que hay que reforzar con seguridad, evitando filtraciones y robos de datos de las empresas.

Esta tecnología modular permite implementar la gobernación y gestión de políticas y su distribución y aplicación dentro de la organización independientemente de la ubicación, es decir, aunque el trabajo se desarrolle en remoto, todos los datos tanto de la empresa como de los trabajadores quedan protegidos. En esta línea, en 2021 va a adquirir especial importancia la tecnología que sea capaz de proteger los datos y, la vez, mantener la privacidad de los usuarios.

ciberseguridad

10. Nube distribuida

La nube ha demostrado ser un servicio de gran utilidad para trasladar negocios de cualquier tamaño de un modelo presencial a un modelo deslocalizado de un modo rápido y ágil, de manera que el trabajo se pueda desarrollar sin mayor requisito que la conexión a Internet. En esta línea, la nube distribuida ha transformado el nuevo paradigma de aceleración digital, según informan en Red Hat. La portabilidad, la integración, la organización y la gestión unificada de las cargas de trabajo que esta solución ofrece han sido factores fundamentales a la hora de evaluar los nuevos proyectos de IT para el 2021.

El concepto de nube distribuida supone la distribución de los servicios públicos de la nube a diferentes ubicaciones físicas mientras que el funcionamiento, el gobierno y la evolución de los servicios continúa siendo responsabilidad del proveedor de la nube pública, lo que significa que en 2021 las organizaciones podrán beneficiarse de la economía de la nube pública sin necesidad de administrar su propia nube privada, un proceso complejo y costoso. En definitiva, esta tendencia permitirá a las empresas tener estos servicios más cerca físicamente, lo que resolverá problemas de baja latencia, reducirá los costes de datos y facilitará el cumplimiento de normativas con el RGPD (Reglamento Europeo de Protección de Datos), el cual indica que los datos deben permanecer dentro de un área geográfica específica.

11. 5G

La quinta generación de conectividad a Internet promete acelerar la red cinco veces más que las capacidades de 4G, lo que proporcionará velocidades de carga y descarga más rápidas y, sobre todo, más estables, requisito fundamental tanto en el ámbito personal como en el profesional.

Las empresas deberán considerar las implicaciones comerciales de tener este acceso a Internet ya que les permitirá ofrecer canales digitales cargados de contenido, lograr una mayor cercanía con el cliente y aportar experiencias 100% digitales. Además, el mayor ancho de banda permitirá recopilar y transferir más datos que nunca, lo que conducirá a avances en el IoT y la maquinaria inteligente.

12. Operaciones anywhere

Poder realizar operaciones desde cualquier lugar va más allá del teletrabajo y la atención al cliente en remoto. Las operaciones anywhere son una tendencia que permitirá a clientes y trabajadores operar desde cualquier lugar de forma segura. Tanto los servicios como las herramientas de trabajo tendrán que estar disponibles en todo tipo de dispositivos para que los empleados puedan desarrollar su labor con un sólido suministro sin importar la ubicación.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies