Archivos para6 mayo, 2020

9 consejos para navegar online de forma segura

Internet, aunque no lo parezca y en muchas ocasiones no seamos conscientes de ello, implica una gran cantidad de riesgos para la seguridad a la hora de navegar online. De manera casi rutinaria visitamos infinitas páginas, hacemos compras, descargamos películas, compartimos correos electrónicos… Es decir, proporciona unas ventajas que son innumerables, pero por desgracia también tiene una parte más perjudicial entre la que se encuentran virus, fraudes, hackers, malwares y una infinidad de amenazas más dentro de la red. Todas estas desventajas pueden ser reducidas si se conciencia a las personas sobre la importancia de crear buenos hábitos a la hora de navegar, algo que puede solucionarse siguiendo una serie de consejos.

1. Instala un buen antivirus y actualízalo frecuentemente

Las soluciones antivirus o firewall son las aplicaciones más importantes para la protección de tu equipo, disminuyendo el riesgo y exposición ante las principales amenazas que circulan por la red. Estas aplicaciones correctamente actualizadas evitarán que el malware entre en el dispositivo desde el que estás accediendo, ya sea ordenador, móvil o tablet.

2. Mantén siempre tu sistema operativo al día con las actualizaciones

Tener el sistema operativo correctamente actualizado será una garantía para no dejar en tu equipo puertas de entrada abiertas a los ciberdelincuentes. Pero no solo el sistema operativo, actualizar cualquier app o programa que utilices con asiduidad subsanará la brecha de seguridad en tu equipo. Y recuerda que solo debes descargar aplicaciones desde webs oficiales.

3. Si te conectas a una red WiFi gratuita y abierta, ¡cuidado!

Uno de los mayores problemas con los que nos encontramos cuando manejamos un equipo portátil es encontrar WiFi allá donde vamos. Al conectar nuestro dispositivo a una red abierta, perdemos el control directo sobre nuestra seguridad. Estas redes pueden resultar ser redes fraudulentas que debemos evitar, especialmente si tenemos que realizar compras online o transacciones bancarias.

4. Navega por URL con protocolo HTTPS

La barra de direcciones de tu navegador te ayudará a saber el nivel de seguridad de un sitio web, por lo que es importante tenerla en cuenta. Si vemos un candado acompañado de “Es seguro”, sabremos que es un sitio fiable. El protocolo HTTPS (Protocolo seguro de transferencia de hipertexto) indica que la comunicación entre tu equipo y la página está cifrada. Por el contrario, si aparece un signo de exclamación sustituyendo al candado significa que hay que estar alerta, aunque en estos casos no siempre se trata de páginas peligrosas.

5. Utiliza contraseñas fuertes, seguras y diferentes para cada cuenta

Evita contraseñas comunes, como nombres o fechas de cumpleaños, ya que son mucho más sencillas de hackear que una contraseña compleja. Es recomendable que utilices por lo menos 15 caracteres, incluyendo mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales intercalados. También es importante que no repitas las contraseñas en todas las plataformas online y que las cambies con cierta frecuencia.

6. Ten mucho cuidado con los correos electrónicos y el phishing

El phishing, definido anteriormente en el post 26 conceptos de innovación, tecnología, emprendimiento y metodologías que debes conocer, es una técnica que persigue el engaño a una víctima haciéndose pasar por alguien de confianza, para manipularla y hacer que realice acciones que no debería, como revelar información confidencial o hacer clic en un enlace.

Hay que tener muchísimo cuidado con los correos electrónicos. En algunos casos puede intuirse que se trata de un correo electrónico extraño y evitar abrirlo desde el principio. Sin embargo, hay que evitar especialmente caer en los correos electrónicos engañosos. Uno de los factores clave para evitar ser víctimas de esta práctica es saber que ninguna entidad bancaria o de servicios conocidos te van a solicitar nunca información confidencial a través de este medio, por ejemplo, datos bancarios. Por tanto, nunca debes dar este tipo de datos. Sé precavido también con mensajes extraños o alarmistas.

Debes sospechar especialmente de los enlaces que hay dentro de correos electrónicos engañosos y revisar si el texto que contiene el enlace coincide con la URL a la que apunta, pero sin hacer clic en él. Sospecha también de comunicaciones anónimas como “estimado cliente” o “notificación a usuario” y de asuntos de correo raros.

Es fundamental hacer una lectura detallada de los emails que puedan parecer sospechosos. Como hemos mencionado, en ocasiones los ciberdelincuentes hacen simulaciones idénticas a la entidad original y aprovechan para solicitar datos, claves de acceso, o simplemente que hagas clic en un enlace, lo cual es suficiente para que ellos tengan libre acceso a tu equipo. Recuerda, nunca des datos bancarios ni hagas clic en enlaces extraños dentro de un correo electrónico sospechoso. Si recibes un correo de este tipo, repórtalo a la entidad correspondiente.

7. Evita la ejecución de archivos adjuntos sospechosos

La propagación del malware suele realizarse a través de archivos ejecutables. Si en tu correspondencia electrónica encuentras un archivo adjunto y no estás 100% seguro de su origen, lo mejor es que lo evites o lo verifiques antes de proceder a la descarga.

8. Procura no proporcionar información de tu geolocalización

Los smartphones, conectados de manera permanente a Internet, permiten geolocalizarnos siempre que demos el permiso, lo cual puede suponer un riesgo ya que cualquier ciberdelincuente puede registrar tu posición en todo momento.

9. No te olvides de cerrar sesión al terminar

Tanto si navegas a través de una red WiFi pública como si es la de tu casa o lugar de trabajo, asegúrate de cerrar todas tus sesiones tras haber accedido y hecho uso de los distintos servicios. Un ordenador en reposo con sesiones abiertas puede ser un resquicio por el que sufrir el ataque de un hacker.

Además de todas estas recomendaciones, también es importante asegurarse de que nos encontramos en la web oficial antes de introducir datos personales o ejecutar una descarga, y si no estamos convencidos, lo mejor es proporcionar los datos estrictamente necesarios. Además, si dispones de un portátil, recuerda tapar la cámara siempre que no la utilices.

Con todos estos consejos serás capaz de proteger tu entorno digital y navegar siempre de forma más segura evitando lo que se conoce como ciberataque.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies