¿Qué es el Modelo Canvas y cómo completar el lienzo?

¿Qué es el Modelo Canvas y cómo completar el lienzo?

Dentro de las herramientas para desarrollar la innovación encontramos una gran variedad, y por supuesto entre ellas está el Business Model Canvas, una metodología sin la cual no podemos hablar de innovación estratégica. Hoy vamos a definir qué es el modelo Canvas y a ayudaros a completar el lienzo.

¿Qué es el Modelo Canvas?

El modelo Canvas es una herramienta analítica que refleja las fortalezas y debilidades de un negocio en un vistazo (una única hoja). De esta forma obtenemos una visión global de nuestro modelo de negocio rápido y de forma sencilla. Fue desarrollada por Alexander Osterwalder en 2011, como una metodología para agregar valor a las ideas de negocio, y es una de las herramientas más empleadas en la metodología Lean Startup. Puedes aplicarlo tanto en empresas ya establecidas como en las que están por nacer, ya se trate de pequeñas, medianas o grandes empresas. En definitiva, es la mejor manera de detectar qué áreas son importantes para una empresa y que debe considerar para obtener ingresos.

Composición del Modelo Canvas

Existen 4 áreas imprescindibles para cualquier modelo de negocio: oferta, estructura, clientes y viabilidad económica del negocio. El Modelo Canvas divide estos en 9 bloques a completar:

  1. Los segmentos de clientes: Teniendo en cuenta que son la base de un negocio debemos detectar a aquellos grupos de personas a los que ofreceremos nuestro producto o servicio y analizarlos en profundidad. Podemos definir diferentes buyer personas que nos ayuden a visualizar cómo son quienes nos van a comprar. Dentro de este análisis debemos de considerar diferentes factores como los sociodemográficos y sus comportamientos, motivaciones e intereses.
  2. La propuesta de valor: ¿Qué es lo que te diferencia de la competencia? ¿Qué beneficios ofreces? Debes definir tu propuesta de valor y dirigirla hacia los clientes definidos anteriormente. Recuerda, debe ser la propuesta de valor la que se adapte a ellos y no caer en el error de pensar que serán ellos quienes se adaptarán a nuestros productos.
  3. El canal: ¿Cómo vas a hacerles llegar esa propuesta de valor (tus productos o servicios) a tus clientes? Debes definir las distintas líneas de distribución. De nada servirá tener una estupenda propuesta de valor si no puedes hacerla llegar a los interesados. Para definir los canales es importante tener presente el embudo de conversión de nuestros clientes, pues nos ayudará a detectar oportunidades para ofrecer nuestros productos.
  4. La relación: ¿Dónde están tus touchpints? Debes determinar en qué punto comienza tu relación con el cliente y cuáles son los distintos touchpoints que tendrás con él hasta que termine dicha relación. No debes caer en el error de centrarte solo en las relaciones personales, los clientes pueden tener contacto con nuestra marca en distintos momentos y de diversas formas.
  5. Los flujos de ingresos: ¿Cuánto están dispuestos a pagar tus clientes por tu producto o servicio? La empresa debe ser rentable pero siempre tiene que ir en línea con lo que demanda nuestro cliente. No caigas en el error de definir primero tus fuentes de ingresos y después definir a tus clientes, primeros debes localizar a estos y posteriormente analizar las distintas vías de obtener beneficios.
  6. Los recursos clave: ¿De qué recursos dispones para ofrecer la propuesta de valor? Estos recursos engloban personas, instalaciones, máquinas, financiación…
  7. Las actividades clave: Para hacer llegar nuestra propuesta de valor a los clientes debemos llevar a cabo diferentes acciones como producción, marketing, comunicación…
  8. Las alianzas: No podremos hacerlo solos, necesitaremos proveedores, inversores… Por tanto es importante definir quiénes son clave para llevar nuestra propuesta de valor al mercado.
  9. La estructura de costes: Toda empresa tiene unos costes ¿sabes cuáles son los tuyos? Estos pueden ir desde la fabricación de costes al pago de las nóminas de los empleados.

Beneficios del Modelo Canvas

  • Práctico: A medida que vayas avanzando podrás hacer las modificaciones necesarias.
  • Simple: Se organiza en 9 bloques que abarcan todos los aspectos a considerar.
  • Sencillo: La forma de manejarlo es muy intuitiva y puedes realizarlo tanto en un folio como en una pizarra o bien utilizando post-it.
  • Cambios y consecuencias: Este modelo nos permite detectar posibles consecuencias de modificar alguno de los aspectos del negocio.
  • Trabajo en equipo: Es un modelo en el que pueden participar varios miembros del proyecto simultáneamente.
  • Válido: Puede aplicarse para todos los tipos de negocio.
  • Visual: Nos permite obtener una perspectiva global del negocio en un solo vistazo.

Ahora que tienes toda la información necesaria para ponerlo en práctica, descarga tu lienzo Canvas y comienza a plantear tu modelo de negocio.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Sobre el Autor

santalucía IMPULSA

Deje un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies