El emprendimiento de los Millennials

El emprendimiento de los Millennials

A estas alturas ya se ha dicho todo sobre la generación nacida entre 1980 y 1995. Que si son la generación mejor preparada, que si no pueden vivir sin la tecnología, que tienen que vérselas y desearlas para encontrar un empleo… Pero probablemente te sorprenda su espíritu emprendedor. Los “millennipreneurs” desarrollan 7,7 empresas frente a las 3,5 que ha puesto en marcha la generación “baby boomers”, de 50 años o más. Además, crean un 43% más de volumen de negocio.

¿Cómo es posible? ¡Revelamos el secreto!

Una de las características de quienes componen esta generación es su visión positiva de la vida, que les ha llevado a tener unas altas expectativas laborales. Los millennials consideran que tienen derecho a dedicarse a la profesión que aman y prefieren no trabajar que tener que dedicarse a algo que no les gusta. Si ganar mucho dinero implica no tener vida, prefieren ganar menos.

Además, la generación mejor preparada tiene una visión de la empresa muy diferente a la que tenían sus progenitores. Su aspiración no es entrar en una organización y trabajar en ella durante toda su vida, a menos que sea la suya propia. Los trajes les producen fobia, prefieren poder ir a trabajar en vaqueros y no tener horarios fijos. Tampoco es la misma la imagen que tienen de la oficina, pues para ellos el lugar de trabajo debe ser social y divertido. También tienen otras prioridades, el 79% de los emprendedores de esta generación anteponen su vida familiar a la laboral.

Ni que decir tiene que no les gusta la figura de “jefe”, pues prefieren tener un mentor de quien recibir retroalimentación, que les ayude a volverse productivos y participar en proyectos que les motiven, buscando el crecimiento personal además del profesional.

Todas estas cualidades han llevado a los millennials a convertirse en “millennipreneurs” generando ya el 70% del empleo en España. Ocho de cada diez jóvenes españoles de esta generación están a favor del emprendimiento, cuatro de cada diez creen estar capacitados para llevar a cabo su propio negocio, y nada menos que el 75% de las emprendedoras millennials confían en que los beneficios de sus negocios se incrementen notoriamente en el plazo de un año. Aunque no todo es de color de rosas, el miedo al fracaso es el principal obstáculo para emprender en esta generación.

Pero cuando hablamos del emprendedor millennial no nos referimos a una única personalidad, podemos segmentar a los millennipreneurs en 5 tipos:

  • Planificadores con principios

Personas metódicas que siguen un plan íntegro a la hora de realizar su trabajo. Pero su ambición no les impide disfrutar de la experiencia y apuestan fuerte por las personas.

  • Geeks

Vivir sin tecnología es impensable para ellos, confiando más en ella que en el capital humano. No hay gadget que se les resista. Además, estar de brazos cruzados no es lo suyo y les encanta compartir con el mundo sus ideas.

  • Aventureros

Aman explorar lo desconocido y se guían por su instinto, haciendo del trabajo su máxima prioridad. Su principal objetivo es ganar dinero, por lo que trabajan duro y durante muchas horas con el fin de enriquecerse y retirarse jóvenes. Confían en sus empleados y les dan libertad para desarrollar su trabajo.

  • Con los pies en la tierra

Combinan instinto y metodología. Aunque su objetivo es el crecimiento de su negocio no están dispuestos a dejar de trabajar para sí mismos. Anteponen las personas a la tecnología y siempre optan por hacer negocios en el mundo real, en lugar de en el virtual.

  • Adictos a la adrenalina

Siempre buscan nuevos retos y son amantes de los riesgos y desafíos. Para ellos el aburrimiento no es una opción, huyen de la rutina y se sienten atraídos por lo desconocido. Entienden el éxito de su negocio como éxito personal y cuidan de sus empleados para conseguir que estos se encuentren a gusto y crezcan.

 

Sin duda estos perfiles millennipreneurs están marcando el mundo del emprendimiento. Tanto es así que la revista Forbes hizo una selección de “30 under 30” entre los que incluye algunos casos dignos de mención:

  • Bioo: Una startup de Pablo Vidarte, Alexandre Díaz y Javier Rodríguez, con la que han conseguido que podamos recargar nuestros móviles a través del proceso natural de la fotosíntesis.
  • Petros Psyllos con solo 22 años ha triunfado con su wearable MATIA, un dispositivo para personas invidentes que les ahorra cargar con 7 kilos de dispositivos diariamente, describiendo el entorno con palabras y música.
  • Glovo: creada por Óscar Pierre. Consiste en una app de venta online de productos al estilo JustEat pero con una oferta más allá de la comida preparada.

¿Qué os parece esta nueva generación de emprendedores? ¿Conseguirán triunfar en el mundo del emprendimiento? ¿O acabarán buscando puestos de trabajo estables en compañías tradicionales?

Sobre el Autor

santalucía IMPULSA

Deje un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies