30 Ago

¿Cómo superar la depresión postvacacional?

Sí amigos, un año más las vacaciones tocan a su fin, y aunque seguro que os habéis guardado unos días para disfrutar más adelante, la vuelta al trabajo siempre se hace cuesta arriba. Pero no queremos que os desmotivéis y por eso os traemos algunos consejos para que no llevéis cara de lunes este mes de septiembre. ¡Decidle adiós al síndrome postvacacional!

Previsión y organización
No es conveniente volver de la playa el día antes a incorporarnos a la oficina, lo recomendable es regresar con un par de días de antelación, de forma que dispongamos de tiempo para recuperar los horarios cotidianos e irnos organizando para que la vuelta a nuestros quehaceres no resulte tan brusca para nuestro organismo. El principal hábito que debemos recuperar es el del sueño, tratando de dormir 8 horas cada noche.
Aficiones
Recuperar hobbies a los que no les has dedicado tiempo estas vacaciones o hacer ejercicio es una manera de distraer nuestra mente del trabajo y que la reincorporación no se note demasiado. Retomar la costumbre de ir al gimnasio es una forma excelente ya que, además, el ejercicio nos ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos y cambiará nuestra actitud para afrontar el día a día.
Meditación
La meditación es una forma magnífica de relajarnos y preocuparnos menos acerca de cómo nos sentimos. Además, nos ayudará a afrontar nuestras tareas laborales con paciencia, al mismo tiempo que prevenimos el estrés laboral.
No te enfoques en lo malo
Sí, las vacaciones se han terminado, pero ¿has pensado en todo lo bueno que tienes por delante? Concéntrate en eso: el reencuentro con tus compañeros, las metas que vas a cumplir este año… Siempre hay algo bueno. ¡Se positivo!
Ve poco a poco
No pretendas tener todo bajo control nada más llegar a la oficina, tómate tu tiempo para repasar tus emails, elaborar listas de tareas, hacer pequeñas reuniones de estatus con tus compañeros, hablar con tus clientes… En resumen, dedica tiempo a ponerte al día antes de lanzarte a abordarlo todo.
Aprovecha para mejorar
Probablemente durante las vacaciones hayas pensado en aspectos de tu trabajo que puedes mejorar, pero si no lo has hecho todavía estás a tiempo. Dedica los primeros días a pensar en cómo puedes mejorar este año y fíjate objetivos, de esta forma aumentarás tu motivación para afrontar el regreso a la rutina.
¡No te agobies!
Es normal que a la vuelta de las vacaciones no estés en tu mejor momento, pero la buena noticia es que ese malestar solo dura unos días y una vez pasen volverás a estar a pleno rendimiento.
Tu mismo
Busca lo que te hace sentirte bien y procura dedicarle tiempo todos los días, piensa en aquello que siempre te hace sentir mejor y ponlo en práctica. Pista: el chocolate es un gran aliado. ¿Ya estás listo para volver a la rutina? ¿Sigues algún otro consejo para que se haga más llevadero? ¡Cuéntanoslo!

Leer Más
23 Ago

10 Emprendedores famosos de los que tenemos mucho que aprender

Si eres emprendedor sabes que para conseguir alcanzar tus sueños es necesario trabajar muy duro. Para que no te desanimes en la lucha, hoy te traemos a 10 grandes emprendedores que han triunfado en sus proyectos gracias a sus aptitudes, pero también a su esfuerzo ¡Toda una fuente de inspiración!

Steve Jobs
¿Cuántas veces habremos nombrado a este gran referente? Y realmente es imposible no mencionarlo, pues muchos le consideran el padre del emprendimiento moderno. Si tuviéramos que definirle con una palabra sin duda sería “visionario”, pues su visión de negocio en el mundo de la informática fue lo que le llevó al éxito. Si algo no le faltaba a este gran emprendedor era su intuición para detectar los productos más innovadores.
Bill Gates
No podemos mencionar a Steve Jobs sin mentar a Bill Gates. Con solo 20 años dio a luz a Microsoft, trayéndonos el primer ordenador personal y convirtiéndose en un empresario extraordinario. A diferencia de Jobs, no destacó por sus aptitudes, sino por rodearse de personas inteligentes y formar equipos capaces de dar solución a los problemas importantes. Su mano derecha fue su socio Paul Allen.
Mark Zuckerberg
Otro de los más grandes emprendedores de nuestros tiempos. Revolucionó el mundo al crear Facebook, y lo que comenzó como una red social que nos permite socializar online, ya reporta grandes beneficios para los negocios. Con tan solo 28 años este joven genio ya ha conseguido cambiar el mundo. Si Apple nació en un garaje, Facebook lo hizo en la habitación de la residencia de Zuckerberg, lo que nos demuestra que una buena idea puede surgir en cualquier parte.
Ingvar Kamprad
Está reconocido como uno de los más importantes y exitosos empresarios del mundo. El fundador de IKEA lleva una vida acorde a la filosofía de su empresa: normal, sencilla y sin lujos. Tenemos mucho que aprender de este gran ejemplo de emprendedor, quien cree que la receta para alcanzar el éxito consiste en aprender de nuestros errores, no derrochar, ejercer un buen liderazgo y permanecer en continuo aprendizaje.
Jeff Bezos
La pasión es lo que define al creador de Amazon.com, pues a pesar de quienes le desmotivaban e impedían alcanzar sus sueños, renunció a un trabajo seguro y apostó por el comercio electrónico, algo que por aquel entonces era incierto. Sin duda su éxito fue fruto de la paciencia y la perseverancia.
Howard Schultz
Nunca habríamos conocido Starbucks tal y como lo hacemos hoy día de no haber sido por él. Un nuevo enfoque fue lo que este referente aportó a la compañía, desde el cual todo el esfuerzo se centró en crear productos innovadores y diferentes. Sin duda desafió el clásico “siempre se ha hecho así”.
Amancio Ortega
El español que ha conquistado el mundo con la creación de Zara. Aunque hoy es uno de los hombres más poderosos de nuestro país, sus orígenes provienen de una familia humilde. Si hay algo por lo que destaca este emprendedor veterano es por su constancia, pero sobre todo por su perfeccionismo al hacer las cosas.
Elon Musk
Cofundador de PayPal, Tesla Motors, SpaceX, Hyperloop y OpenAI. Si hay algo por lo que conocemos a Musk es por crear el primer automóvil eléctrico viable para producirse. Al igual que en el caso de Steve Jobs estamos ante un auténtico visionario cuyos proyectos realmente han cambiado el mundo y que jamás se pone freno.
Soichiro Honda
Un mal estudiante pero muy fanático de la mecánica que fue capaz de dar un gran paso y dedicarse a aquello que le entusiasmaba. A pesar de que tuvo unos comienzos difíciles no se rindió. Puso toda su ambición y esfuerzo en lograr aquello en lo que creía.
Larry Page y Sergey Brin   
No podemos escribir sobre grandes emprendedores de referencia y no mencionar a los fundadores de Google. Larry Page es el mejor ejemplo de empresario que ha hecho sus sueños realidad, pues una noche tuvo un sueño muy real en el que aparecía precisamente Google, y no dudó en llevarlo a cabo, alcanzando un éxito desmesurado. Pero estos dos jóvenes no solo consiguieron crear un buscador, sino que instauraron toda una filosofía empresarial dirigida a la innovación y con el objetivo de sacar el máximo potencial de cada empleado. El mejor ejemplo de que para triunfar hay que soñar.   ¿Alguno de estos grandes emprendedores te ha sido de inspiración para alcanza tus sueños? ¿Incluirías alguno más en la lista?

Leer Más
10 Ago

Cosas que los emprendedores hacen diferente

Ser emprendedor no es fácil, de hecho, muchos creen que los emprendedores poseen una forma de pensar, una actitud y un estilo de vivir diferente al resto de mortales. Hemos estado investigado al respecto y hemos descubierto que efectivamente, hay cosas que los emprendedores no hacen igual que los demás. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Sigue leyendo!

Le ponen agallas
Son capaces de luchar contra cualquier tempestad para conseguir alcanzar sus sueños. Renunciar a la seguridad y tranquilidad que ofrece el tener un trabajo estable y fijo para adentrarse en una vida de la que desconocen lo que les deparará requiere de mucha valentía, la cual no todo el mundo tiene.
El cliente es su primer pensamiento de la mañana y el último de la noche
No se centran en alcanzar el éxito personal sino en ayudar a crecer a sus clientes y resolver los problemas que puedan tener. Se podría decir que dedican su vida a los demás.
Están en continuo aprendizaje
¿Dónde se estudia para ser emprendedor? Lo que este tipo de personas aprende no está en los libros ni lo veremos explicar en una clase, estas lecciones se aprenden viviendo. Por eso los emprendedores no se cierran, se mantienen alerta de cualquier oportunidad de mejora, son flexibles y muy curiosos, deben serlo para detectar lo que nadie más encuentra.
Nunca tiran la toalla
El fracaso es algo que el emprendimiento lleva implícito, pues rara vez se obtiene el éxito a la primera, pero en el carácter de los emprendedores está intentarlo una y otra vez hasta que lo consiguen. Es una cualidad imprescindible, pues sus proyectos requieren años de dedicación y trabajo.
Son adictos al fracaso
Fracasar en un proyecto nos brinda la oportunidad de volver a comenzar de nuevo, pero además contaremos con la experiencia adquirida en nuestro primer intento. Para la mayoría de la población el fracaso es algo terrible de lo que debemos huir, pero los emprendedores no lo ven así, ellos consideran que es algo inevitable cuando se prueban cosas nuevas.
Satisfacen necesidades
Este aspecto está muy relacionado con la dedicación a sus clientes, pues lo que ellos buscan no es ser los mejores, sino dar solución a un problema o necesidad de un grupo de personas. Cada cual comienza a emprender por sus propios motivos, pero el objetivo que persiguen es el mismo.
Son recicladores
Pero no hablamos de ecología, sino de reutilización y mejora de ideas. Aunque es muy frecuente pensar que los emprendedores dedican su vida a crear cosas nuevas, lo cierto es que en realidad se dedican a mejorar lo que ya existe. Son un ejemplo de reinvención constante.
Actúan
Y esto sin duda es lo más importante. Mientras que muchos son capaces de tener cuantiosas y excelentes ideas, de nada sirven si no se llevan a cabo, y de eso los emprendedores saben mucho, ellos jamás se quedan con la idea de hacer algo, sencillamente lo hacen.   ¿Haces las cosas así? De ser así es probable que haya llegado el momento de emprender tu propio negocio.

Leer Más
02 Ago

Importancia de coger vacaciones cuando eres emprendedor

Son muchas las cosas que a un emprendedor se le pasan por la cabeza antes de decidir tomarse unas vacaciones: ¿Podrá funcionar la empresa sin mí? ¿Es el mejor momento para hacerlo? ¿Me necesitarán mis clientes?... Si nos pusiéramos a pensar en todas las cuestiones no acabaríamos nunca. Pero todos necesitamos descansar, por lo que es importante que reserves unos días al año para tu disfrute personal. Además, tomar vacaciones te aportará gratos beneficios:

Desconexión
El principal beneficio de escapar unos días a la rutina es que nuestra cabeza se despeja y por tanto estará más activa y motivada. Después de este periodo de relajación estaremos listos para el próximo asalto.
Inspiración
Cambiar de paisaje y deshacernos de la rutina nos ayuda a pensar de forma diferente y, por tanto, conseguimos inspirarnos. Cualquier actividad que no hagamos habitualmente y practiquemos durante estos días de descanso nos ayudará a generar nuevas ideas: bañarse en el mar, ir a la montaña a hacer senderismo… Además, retomar aficiones para las que en nuestro día a día no tenemos tiempo, como la lectura, nos ayuda a descubrir áreas de nuestro interés a las que no sacamos partido.
Perspectiva
Las vacaciones son el momento ideal para entrar en contacto con nosotros mismos y llegar a conocernos mejor.  Cambiar nuestro entorno y actividades habituales nos ayuda a obtener otro punto de vista y valorar nuestra situación. Este autoconocimiento nos ayuda a tomar decisiones acerca de hacia dónde queremos ir. Un cambio de perspectiva es fundamental antes de buscar nuevos proyectos que llevar a cabo.
Bienestar
Unas vacaciones no solo implican un cambio de aires, nuestro humor también mejora. No tener la responsabilidad de madrugar ni cumplir objetivos, a la par que tener tiempo para practicar deporte o alguno de nuestros hobbies favoritos nos hace sentir bien.
Objetivos
Las vacaciones nos hacen replantearnos muchas cosas, entre ellas nuestro estilo de vida y, en ocasiones, nos damos cuenta de que necesitamos un cambio de rumbo. Esto hará que nos fijemos nuevos objetivos y, por tanto, nuestros pasos como emprendedores estarán mejor encaminados a lo que de verdad queremos.
Planificar
Cuando tomamos vacaciones lo que más ganamos es tiempo. En nuestro día a día con el trabajo y la rutina no tenemos tiempo ni para pararnos a pensar, pero en vacaciones eso cambia. Disponer de tiempo para pensar es fundamental para poder planificar nuestros próximos pasos en nuestro proyecto emprendedor.
Motivación
Cuando finalizan nuestras vacaciones nos encontramos llenos de nuevos objetivos, proyectos e ilusión, que son requisitos imprescindibles para quienes quieren sobrevivir en el mundo del emprendimiento. ¡Nada mejor para adentrarnos en nuevas aventuras!
Creatividad
Vaciar nuestra cabeza de preocupaciones deja paso para que lleguen nuevas ideas a tutiplén, así que no olvides llevar papel y boli en tus vacaciones para apuntar todas esas ideas que te ayudarán a mejorar tu proyecto e incluso a embarcarte en nuevos negocios.
Rendimiento
Todos los beneficios de los que hemos hablado anteriormente se pueden traducir en un aumento de nuestro rendimiento y productividad. ¿Qué mejor motivo necesitas para descansar unos días?   Seguro que después de leer todos estos beneficios nunca más rechazarás irte de vacaciones.

Leer Más